El lenguaje nos coloniza

Trafalgar 2012

Trafalgar 2012

 

“Cuando un niño aprende a hablar decimos que va conquistando el lenguaje, y es justo al revés: el lenguaje lo va colonizando. Es un colono cruel porque en cuanto se mete en tu cabeza empiezan a aparecer los lugares comunes”. ¿Y qué hace un escritor con semejante hallazgo? “Pactar con ese colono. No hay que enfrentarse a él totalmente porque terminas volviéndote loco y escribiendo el Finnegans Wake, que es intransitivo. Un escritor debe moverse entre lo previsible y lo intransitivo”. (J.J. Millás)

"Priming" sintáctico

Fragancia


Para expresar sus ideas, los hablantes tienden a reutilizar estructuras sintácticas previamente experimentadas. Esto es lo que han destacado Yamila Sevilla, Virginia Jaichenco, Maximiliano Wilson y Alejandro Raiter en “Priming sintáctico en la producción de oraciones en español
La importancia del efecto “priming” (aumento de la sensibilidad hacia cierto estímulo debido a que dicho estímulo ha sido experimentado con anterioridad) es objeto de estudio en numerosas investigaciones de diferentes campos científicos. En lingüística ha dado lugar a una incipiente teoría (“lexical priming“) que podría cambiar nuestra forma de hablar sobre el lenguaje y que se sustenta sobre la premisa de que todo lo que sabemos de una palabra es el resultado de nuestros diferentes encuentros con ella. Esta teoría tendría implicaciones tan importantes como que la gramática y la semántica son el producto de “primings” acumulativos de todo el léxico que encontramos.
Mucho me temo que tendremos que prestar más atención a este fenómeno, ampliamente investigado por la neurociencia cognitiva, porque puede afectar a la intención de voto de los ciudadanos más desprevenidos o llegar a ser una herramienta para que los medios de comunicación planifiquen nuestras vidas y decidan en qué temas debemos pensar.

PALÍNDROMOS

palindromos3

Un palíndromo es una frase que puede leerse de derecha a izquierda y de izquierda a derecha. La frase sigue siendo la misma cuando la leemos, no importa la dirección  en la que lo hacemos.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando las escuchamos al revés? ¿Siguen siendo exactamente iguales? ¿Cambian algunos elementos? ¿Cuáles?

En el enlace de abajo puedes ver un divertido vídeo en el que se escuchan los palíndromos del derecho y del revés. Es muy curioso. Si tu lengua materna no es el español es un divertido ejercicio auditivo. En cualquier caso, seguro que te hará sonreír.

PALINDROMOS por horax

Si tienes alguna opinión y quieres compartirla, te invito a que contestes la encuesta que encontrarás en el enlace:

¿Oímos lo mismo hombres y mujeres?

Aquí tienes otros palíndromos:

La ruta nos aportó otro paso natural

Anita lava la tina

Allí si María avisa y así va a ir a mi silla

Y éstos de escritores:

¿Acaso hubo búhos acá?

 

“El idioma es el río que nos lleva” o de la musa como un naufragio.

todavía gengis en l.a.

todavía gengis en l.a.

“Esta circunstancia protocolaria, que le permitiría a nuestro director local contar toda su vida, por los cafés de la ciudad, que había dirigido la Sinfónica de Viena, por ejemplo, me hacía pensar a mí en la ya vieja verdad de los lingüistas, según la cual nosotros no hablamos una lengua, sino que la lengua habla a través de nosotros.

El idioma es el río que nos lleva.

La gran orquestación de una lengua como el castellano, en la que aún se escuchan las trompetas latinas, y hasta el caramillo griego, más el entrechocar de espadas barrocas, no puede ser reconducida por ningún hombre, por ningún escritor. Escritor no es el que reordena el mar a su manera, cosa imposible, sino el que sabe echarse en la corriente del idioma, en las mareas de la lengua, y dejar que le atraviesen en todas direcciones. De ese naufragio debe hacer su cántico.”  (Francisco Umbral, El hijo de Greta Garbo)

Aprender una segunda lengua incrementa la materia gris en el cerebro

presagio
l.a.

 

Andrea Mechelli, Jenny T. Crinion, Uta Noppeney, John O’Doherty y otros, en un estudio con 25 personas monolingües, 25 bilingües tempranos (aprendieron una segunda lengua antes de los cinco años) y 35 bilingües tardíos (aprendieron la segunda lengua entre los 10 y los 15 años), observaron un incremento en la densidad de materia gris en el córtex parietal inferior izquierdo. Esta reorganización cerebral estructural era directamente proporcional al nivel de dominio de la segunda lengua. También era mayor en los bilingües tempranos que en los tardíos. Sugieren que probablemente los bilingües tempranos adquieren la segunda lengua a través de la experiencia social más que como resultado de una predisposición genética. Señalan asimismo que el córtex parietal inferior, asociado con el aprendizaje de una L2, se activa también en tareas de fluidez verbal. Queda por determinar si dicho incremento corresponde a cambios en el tamaño de las neuronas o en la arborización axonal y dendrítica. (Structural plasticity in the bilingual brain, Nature 431 (2004)).

VER LO (NUNCA) VISTO: ¡Atención, ¿dónde está?!

http://www.bakerartistawards.org/nominations/view/matthewsaindon/

Seen the Unseen. Baker Artist Award.

  Dirigir la atención hacia el lugar en el que estaba un estímulo, no percibido conscientemente,  puede hacer que dicho estímulo se haga consciente o, dicho de otro modo, que dicho estímulo llegue a nuestra consciencia. Este efecto “retroperceptivo” puede poducirse hasta 400 ms. después de terminada la presentación de dicho estímulo.
       Se sabía que sucesos postestímulo podían suprimir la consciencia del mismo, como en el efecto máscara, o alterar el contenido consciente, como en el efecto “flash-lag” (retraso de destello).  El experimento de C. Sergent et alii. muestra que la percepión consciente puede ser provocada por un suceso externo varios cientos de milisegundos después del final del estímulo, lo que pone de relieve una flexibilidad temporal insospechada en la percepción consciente.

Sergent, C., Wyart, V., Babo-Rebelo, M., Cohen, L., Naccache, L., & Tallon-Baudry, C. (2013). Cueing Attention after the Stimulus Is Gone Can Retrospectively Trigger Conscious Perception Current Biology, 23 (2), 150-155.

Kentridge, R. (2013). Visual Attention: Bringing the Unseen Past into View Current Biology, 23 (2) 








Así percibo, así siento

KZhGWDxENN9dPZHyzHBIHzl72eJkfbmt4t8yenImKBVaiQDB_Rd1H6kmuBWtceBJ

El recuerdo y las sensaciones están conectados. Alterando esta conexión de algún modo, podemos cambiar la forma en que reaccionamos emocionalmente a determinados estímulos, según un estudio llevado a cabo por Tiziana Sacco y Benedetto Sacchetti:

“In the experiments,  Sacchetti and colleagues first trained their test rats to connect the painful memory of an electric shock with a particular sight, sound, or smell. Once trained, the rats froze in fear upon hearing, seeing, or smelling the signal. Then the scientists damaged that secondary sensory cortex for the sense in question. Afterward the rats happily ignored the signal, their brains apparently no longer able to connect the sensation to the traumatic memory” (Discover Magazine).

¿Cómo nos dice el cerebro la hora?

image

¿Qué hace que percibamos el paso del tiempo de maneras distintas? ¿Por qué a veces se nos pasa volando y otras se nos hace eterno?

Un nuevo estudio, publicado recientemente en el Journal of Neuroscience por neurocientíficos de la Universidad de California, Irvine, ha revelado que el cerebro podría tener una segunda forma de calcular el paso del tiempo. Es más, los autores proponen que este segundo reloj interno no solo trabaja en paralelo con nuestro reloj interno primario, sino que incluso podría competir con él.  Scientific American